lunes, 21 de septiembre de 2009

Carta abierta a la Ministra de Defensa

Excma. Sra. Ministra de Defensa, Da Carme Chacón Piqueras,

 

En el Día Internacional de la Paz, desde el partido político Por Un Mundo Más Justo (PUM+J, www.porunmundomasjusto.com) deseamos transmitirle que hemos valorado positivamente la elaboración y puesta en marcha de la Ley de Comercio de Armas en los últimos años. Sin embargo, no podemos obviar nuestra preocupación por la política actual de exportación de armas que sigue su gobierno, incumpliendo dicha Ley del Comercio de Armas (Ley 53/2007 de 28 de diciembre) en su artículo 8.

 

Asimismo, consideramos que desde su Ministerio puede jugarse un papel clave en las políticas europeas de regulación del comercio de armas, y también en las de desarme nuclear, dado que a partir de enero de 2010 España asume la Presidencia Europea.

 

EXPONEMOS

 

España se dispone a asumir la Presidencia Europea habiendo sido en 2007 el octavo exportador mundial de armas, y tras haber incrementado en 2008 las exportaciones en materia de Defensa por valor de 100 millones de euros, según datos del informe ESTADÍSTICAS ESPAÑOLAS DE EXPORTACIÓN DE MATERIAL DE DEFENSA, DE OTRO MATERIAL Y DE PRODUCTOS Y TECNOLOGÍAS DE DOBLE USO del año 2008.

 

De acuerdo a dicho informe, España está exportando armas a países en los que se violan frecuentemente los derechos humanos (Marruecos, Colombia, Angola, Bolivia, Venezuela, Ghana, Turquía, Ucrania, Guinea Conakry, Irán y China –vea descripción en ANEXO adjunto) o se niegan al proceso de creación del Tratado Internacional sobre Comercio de Armas (TCA), como EEUU. Comprenda que esto constituye una vulneración de la Ley 53/2007, la cual establece, en su artículo 8, que no se autorizarán exportaciones de armas cuando existan indicios racionales de que éstas pueden emplearse en acciones que perturben la paz, la seguridad y los derechos humanos.

 

Respecto al armamento nuclear, nos consta que la OTAN almacena alrededor de 480 cabezas nucleares en bases militares de Italia, Bélgica, Holanda, Turquía, Alemania y Reino Unido. Deseamos transmitirle nuestra preocupación por este hecho que, en nuestra opinión, sólo puede aumentar el riesgo para los ciudadanos europeos de ser víctimas o cómplices de crímenes contra la humanidad.

 

 

SOLICITAMOS

 

1. El Tratado de No Proliferación (TNP) de armas nucleares en su forma actual es insuficiente para lograr el desarme nuclear, y en Europa no viene acompañado de un marco legislativo vinculante que asegure su cumplimiento. Le pedimos que España, desde la Presidencia Europea a partir de 2010, impulse la no tenencia de armas nucleares por parte de la OTAN, promueva la reelaboración sin fisuras del Tratado de No Proliferación nuclear y haga esfuerzos efectivos para su cumplimiento. España puede hacer este cambio de rumbo histórico desde la Presidencia Europea, movilizando y potenciando las reuniones preparatorias para la Conferencia de revisión de dicho tratado, que tendrá lugar en mayo de 2010, dado que dichas reuniones actualmente no están siendo resolutivas.

 

2. Le pedimos que su gobierno cumpla íntegramente la Ley 53/2007, de 28 de diciembre, del Comercio de Armas, específicamente en lo que refiere al artículo 8 (no exportando armas a países que puedan poner en peligro el respeto a los derechos humanos), asumiendo que cualquier actuación que claramente contradiga dicho artículo debiera asumir responsabilidades tanto políticas como legales.

 

3. Le pedimos que su gobierno haga, con la máxima urgencia, un esfuerzo definitivo por reconvertir la industria armamentística del país. Basar una parte de nuestra industria en ser los octavos exportadores mundiales de armas no nos parece una manera aceptable de hacer negocio. Como Vd. probablemente sabe, más de 1.000 personas mueren cada día por causa de las armas de fuego y varios miles más mueren por causas indirectas derivadas de la violencia armada. Exportar armas no sólo consiste en exportar muerte, sino que también impide el avance cultural, social y económico de los pueblos. Queremos pedirle la máxima coherencia con las políticas adecuadas de cooperación al desarrollo.

 

Confiando en que tenga a bien considerar nuestras peticiones, nos ponemos a su disposición para cualquier cuestión en la que podamos colaborar para la consecución de los objetivos que proponemos y quedamos a la espera de su respuesta.

 

Reciba un cordial saludo.

 

Atentamente,

 

 

Antonio Sieira

Presidente

Partido político Por Un Mundo Más Justo


ANEXO

 

Enumeramos a continuación algunos de los destinos preocupantes con los que España está comercializando armas, según el informe del Ministerio de Defensa (10 de junio de 2009):

 

• Las exportaciones a Estados Unidos suponen 2,4% del total general. Criticamos este hecho, ya que a pesar de que 147 Estados miembros de Naciones Unidas han apoyado la continuidad del proceso de creación del Tratado Internacional sobre Comercio de Armas (TCA), Estados Unidos y Zimbabwe votaron en contra, ignorando el consenso mundial sobre el mismo.

 

• Marruecos, con un 12,2% de las ventas totales, (recordamos que este país está envuelto en un largo conflicto interno irresuelto; deben señalarse las acusaciones de violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental).

 

• Asimismo, fueron relevantes los envíos a Colombia (3,3%), país que lleva sumido desde hace más de cuatro décadas en un conflicto armado en el que todas las partes cometen graves violaciones de los derechos humanos. Por ello, pensamos que se deben detener todas las exportaciones de material de Defensa a las Fuerzas Armadas colombianas hasta que se hayan aplicado plenamente las recomendaciones formuladas por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

 

• Angola, país que no ha realizado ningún informe de derechos humanos desde hace 13 años y donde se dan condiciones infrahumanas en las cárceles, hay detención arbitraria y desalojo forzado de gente sin la debida indemnización, hasta la censura de los medios de comunicación.

 

• Bolivia, donde la ONU confirma violación de los derechos humanos en Pando, Bolivia el 11 de septiembre de 2008.

 

• Venezuela que junto con Cuba son los únicos países que se han negado a aceptar la visita de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), para verificar la situación de los derechos humanos.

 

• Ghana, donde la pena de muerte y la violencia contra las mujeres siguen siendo omnipresente, a pesar de las nuevas leyes.

 

• Turquía, país que tiene la cuarta mayor deuda externa del mundo y con problemas graves como la mortalidad infantil, y cuyas importaciones de armas a lo largo de los años han contribuido a una parte significativa de la deuda acumulada.

 

• Ucrania, país en el que, según el informe 2009 de Amnistía Internacional, persisten los malos tratos y la tortura bajo custodia policial, y los perpetradores de violaciones de derechos humanos gozaban de impunidad.

 

• Guinea Conakry, donde la tortura y otros malos tratos siguen siendo práctica generalizada.

 

• Irán, país sospechoso de fraude electoral, de suprimir la libertad de expresión, y de anular la capacidad democrática interna.

 

• Israel, donde la situación de los derechos humanos sigue en deterioro. Así lo denuncia, entre otras organizaciones, Amnistía Internacional. El ejército y los colonos israelíes mataron a aproximadamente 3.700 palestinos -la mayoría desarmados y entre ellos más de 600 niños- y también a casi 1.000 israelíes - civiles en su mayoría, más de 100 niños entre ellos- desde septiembre de 2000.

 

• China, donde no se respetan los derechos humanos y civiles y donde las autoridades chinas inhabilitan a abogados de derechos humanos y ya casi no quedan abogados que se atreven a asumir el riesgo de representar a víctimas de violaciones de derechos humanos.

 

• Libia, donde la libertad de expresión continúa gravemente restringida y hay detención indefinida, malos tratos y ejecuciones.

 

sábado, 12 de septiembre de 2009

Afganistán: ocho años de una ocupación fracasada

Las declaraciones de la ministra Chacón sobre las tropas españolas en Afganistán son muy esclarecedoras. "Nuestras tropas están en combate" dijo en la cande Ser hace unos días. Hasta ahora, en las poquísimas ocasiones en que se han dado explicaciones del envío de tropas a Afganistán, únicamente escuchamos que las labores del contingente español eran humanitarias. Continua la ministra Chacón explicando que la misión de las tropas es la de "imponer la paz". Vaya contradicción. Después de 8 años de ocupación, los Afganos tienen sobradas razones para desconfiar de la "imposición de paz" a la que están sometidos. El último episodio de esta tragedia se ha saldado con un número indeterminado de muertos, más de 100 según la mayoría de las fuentes, a consecuencia de un lamentable bombardeo de tropas de la OTAN. Extraño modo de imponer la paz. A pesar de los muchos intentos de convencernos de la muerte de insurgentes afganos, la realidad es que nadie sabe a ciencia cierta si realmente hay insurgentes entre las víctimas, esto suponiendo, que es mucho suponer, que la gente sepa realmente que significa "insurgente afgano". Probablemente ni la ministra Chacón tiene muy claro cuál es el tipo de insurgencia a la que se quiere pacificar.

Así las cosas España se propone enviar a 220 militares más a Afganistán, que se sumarán a los 1200 ya desplegados en el país. Ojalá la ministra o el Jefe del Estado Mayor de Defensa, el general José Julio Rodríguez pudiesen explicarnos en qué modo este refuerzo de tropas contribuirá a la imposición de paz del pueblo Afgano.

Quizá el único argumento veraz que puede usar la ministra Chacón es el de que, con esta decisión, España asume sus responsabilidades en materia de Seguridad Mundial, siguiendo a pies juntillas las recomendaciones de la jefatura de la OTAN, a la cual está sometida la estrategia militar española. Quizá el general Rodríguez crea que con este refuerzo de las tropas aumentará la seguridad de los militares desplegados en Afganistán, donde podrán desarrollar su labor de un modo más seguro. Pero, ¿cuál es la labor que tienen que desarrollar los militares españoles?

En 2001 Afganistán era un país desconocido en España, extremadamente pobre, gobernado por un régimen autoritario extremista islámico y talibán, que sobrevivía gracias a la producción y exportación de opio, donde las mujeres eran maltratadas, los derechos humanos pisoteados y no había libertad política ni religiosa
Lo que deberían explicarnos tanto la ministra como el presidente del gobierno, incluso el Jefe del Estado Mayor de Defensa, es el motivo por el que Afganistán, después de padecer 8 años de ocupación por parte de la OTAN, es un país con un índice de pobreza extrema aún mayor, en permanente crisis humanitaria, con un régimen político formado por Señores de la Guerra tan terroristas como los mismos talibanes, donde se vulneran sistemáticamente los derechos humanos, donde las mujeres siguen siendo víctimas de todo tipo de abusos, donde el único producto agrícola que aumenta su producción es el opio, donde los crímenes de guerra están a la orden del día y permanecen impunes, todo esto según los informes de Naciones Unidas. Hay que añadir que periódicamente los bombardeos de las tropas de cualquier bando producen víctimas que se confunden en un caos de insurgencias, talibanismos, civilismo y supervivencia de un pueblo martirizado.

En mi humilde opinión, la presencia del contingente español en Afganistán no sirve absolutamente para nada más que para poner en riesgo a nuestros soldados. Ni ha aumentado la seguridad de la población del país, ni ha disminuido la violencia, ni ha aumentado el respeto por los derechos humanos, ni ha conseguido sacar de la pobreza a los habitantes, ni ha mejorado las situación de la mujer. Evidentemente todos estos despropósitos no se deben únicamente a la incursión militar española, sino a un despropósito mucho mayor, que es el de esta gigantesca y farsante operación de la OTAN, que no ha conseguido absolutamente ninguno de los objetivos argüidos para justificar la invasión, aunque sí ha conseguido extender el conflicto armado al país vecino Pakistán.

No existe una alternativa militar para solucionar el conflicto de Afganistán, el cual, por otra parte, nunca ha sido una amenaza para España, ni parece que lo pueda ser por el momento. Este país está sumido es sus propias luchas internas desde hace más de 30 años, y es de gran ingenuidad pensar que una ocupación puede llevar la paz a la región. Al contrario, lo que está produciendo es una respuesta cada vez más violenta por  parte de la población afgana. Con este balance, el único motivo por el que se puede entender que sigan las tropas españolas en Afganistán, es que la mayoría de los ciudadanos ni sabe lo que está ocurriendo, ni quiere saberlo.

Pedro Feliu Durán (Coordinador del Partido Por Un Mundo Más Justo para la Comunidad Autónoma Illes Baleares)

Últimos eventos - Red Mundo Justo

Las opiniones y comentarios expuestos en este blog son de exclusiva responsabilidad de sus autores, y no tienen por qué coincidir en su totalidad con la opinión oficial del partido POR UN MUNDO MÁS JUSTO, que podrá encontrar en la web porunmundomasjusto.com.
POR UN MUNDO MÁS JUSTO está debidamente inscrito en el
Registro de partidos políticos del Ministerio del Interior, 8 de enero de 2004, Tomo V, Folio 330.